martes, 9 de diciembre de 2008

Si alguna vez me siento derrotado, renuncio a ver el sol cada mañana...


No sé si es la navidad que no cesa o el solsticio de invierno derrocado o que ya se acerca mi cumpleaños, pero a una se le meten últimamente grumos de morriña por las mañanas, garganta abajo, mientras va camino del cole con miniyo.

Y no sé en qué iba perdida hoy, pero me sorprendí canturreando esta canción...





... que ya me vale. Pandilla de progres irredentos, caramba...

Y recordé la vez que más me entró, escarbando hondo acá en lo blando. Hace muchos años, aún existía Superette en Valencia. Y estaba yo escogiendo patatas de una montaña de bolsas de dos kilos... y me quedé parada y llorando porque empezó a sonar por el hilo musical. Claro que tenía 22 años, la cabeza llena de ideas, la mochila vacía de cosas y el estómago lleno de mariposas...

Hoy me he quedado pensando que igual hay más de una Yolanda alegrando este mundo por culpa de esta canción. Pandilla de progres irredentos... qué diantres, a mucha honra.

4 comentarios:

bonZo dijo...

Hola, ¿qué talf?
(Jijijijiji... ¡por internet no puedes pegaaaarmeeeee!)

servidora dijo...

Tú fíate y juega... pero te prevengo: quiero convertir el collejeo al ingeniero informático en disciplina olímpica (o en disciplina inglesa, si me dejan ;-))

¿Cómo te va? Hace mil que no te veo :-)

Un bonZo dijo...

Soy bonZo, no me deja entrar como anónimo.

Cuando te digan que qué TALF tienes que contestar "ADSÍ, ADSÍ...".

Pues no me ves porque ya acabé el proyecto y me he matriculado en lo que me queda: El Club Social Procesadores de Lenguaje (matrícula equivalente a ser miembro de SAUJI); la de tu colega Asun, dióxido de azufre; y AMA, para la que no sé si acabaré pidiendo la compensatoria o la incapacitación mental. Osea, tres rerepetidas, con lo que no voy casi nunca a la ujilandia, y eso que vivo al lado.
Alguna vez he ido para cafetear con la Manuela y he oido tu risa retumbar por los pasillos, en lo que ya se ha convertido, junto con los cafeses en el murete y el profesor que se da cabezazos contra las paredes, en un clásico de la X.

Felices dias no laborables (no se me ocurre otra felicitación más atea xDDDDD).

servidora dijo...

Claro que no te deja comentar como anónimo ¿no has leído el cartelito? ;-)


Bueno, pues... ¿y qué tal si unos días te tomas el café con la Manuela, otros con leche y otros conmigo? Así te retumbarán más cerca mis risotadas ;-)

Pórtate mal y acaba de una vez, anda :-)

La palabra de verificación es "lasoi"... ¿se referirá a "puñetera"? ;-) :-D