lunes, 13 de noviembre de 2006

¿Y los derechos de los lectores?




El otro día tropecé con alguna referencia a William Boyd; como sea que me acordé de un libro que hace tiempo me prestó un amigo, Las Nuevas Confesiones, me puse a buscarlo por Internet arriba (y abajo). Uno de los resultados lo tenéis como ilustración de la entrada. Y sirve para ilustrar muchas de mis búsquedas de libros.

Quería regalarme a mi sobrina Tiempo de Cerezas de Montserrat Roig; al final, tuve que regalarle mi libro y ando como alma en pena buscándolo por ahí para volver a tenerlo. A un amigo le recomendé un par de libros para que se los regalara a su mujer... creo que ha conseguido uno en la Librería Cervantes (¡gracias, Fab!). Del otro sólo sabemos que está agotado.

¿Por qué es tan difícil encontrar libros que apenas tienen 20 años? Y, por favor, no me habléis de la feria del libro usado y de ocasión... (bastante más usado que de ocasión, por cierto). Al menos no de la de Castellón: una vez que apartas todos los libros procedentes de los stocks de las Colecciones Completas de El País, El Mundo y el ABC, queda muy poquito.

Un libro de 15 ó 20 años ¿es viejo para ser reeditado? ¿Qué ocurre cuando quieres recomendar un libro hermoso que has tenido la suerte de leer... hace 10 años? ¿Decirle a quien quiera que se lo ibas a recomendar "¡Ah, se siente! haber tenido esta conversación conmigo en 1991.."

Tanto canon a las bibliotecas, tanto rasgarse las vestiduras con los proyectos de digitalización de libros, tanto hablar de los derechos de autor... ¡Una mierda! Son intereses editoriales, intereses empresariales... todos a leer el mismo libro, todos a pastar el último premio planeta y el best-seller de moda...

Los que amamos la lectura ya nos buscaremos la vida. Seguiremos removiendo todos los libros de los puestos de las ferias, seguiremos yendo a la caza del tesoro. Pero agradeceríamos que ciertas millonadas de campañas fachendosas se invirtieran, sólo de vez en cuando, en fomentar de verdad la cultura y no el mercantilismo.

9 comentarios:

servidora dijo...

¡Olé! Me han contestado los de Alfaguara,

Estimada amiga:

Ante todo agradecerle el interés mostrado por Alfaguara. En respuesta a su consulta le informamos que nosotros no vendemos directamente a particulares, pero a través de nuestra página, www.alfaguara.santillana.es puede acceder a un listado de librerías que ofrecen un servicio de venta on line a sus clientes. Asimismo, le aconsejamos que visite la página www.iberlibro.com donde seguro que no tiene ningún problema en encontrar un ejemplar del libro que está buscando.

Esperando que la información sea de su utilidad, reciba un cordial saludo,

Departamento Editorial


Bueno, pues es de agradecer, ¡bien por ellos!. Pero he consultado en el iberlibro y el título sólo aparece en 4 librerías, todas de libro antiguo y/o raro.

Coñes, si un libro del 92 es antiguo ¿yo que soy, paleolítica? (que rarita ya sé que lo soy, ya... :-)

the vice dijo...

Esa es la razon por la que yo soy asiduo a la biblioteca municipal, es como caminar por una antigua piramide de egipto... tengo carnet de biblioteca desde los 7 años y eso son 29 años ya.

servidora dijo...

Ya, pero soy fetichista y posesiva ¡quiero tenerlos! Vamos, que exijo mi derecho a poder comprar libros y a que los que tienen librerías no sean unos fashion-victims: nos dan acceso a cultura, no a antibióticos con fecha de caducidad :-/

Que me miren como si fuera marciana por mencionar a Montserrat Roig en una librería (que además presume de ser una "librería de cabecera"), es demencial :-(

Mars Attacks dijo...

Y lo mismo pasa con los videoclubs. Claro que, para eso, podemos echar mano de internet. Con los libros es más peliagudo.

Me uno y adhiero a tu causa, y de postre te recomiendo "El vals del fin del mundo", de Juan Cagigas.

Bridget dijo...

Los derechos de autor es una mierda inventada por la sociedad general de ladrones para garantizarse su sueldo. Porque en la defensa del pago de derechos de autor se les olvida comentarnos que parte de esos derechos van a su bolsillo por gastos de gestión.
Lo lamentable de lo de tu libro es que la venta de ese libro irá destinada íntegramente a las arcas de la editorial y la sociedad general de ladrones. El autor no se enterará jamás de que alguien buscaban desesperadamente su obra ¿No sería bonito que lo supiese?

aniwiki dijo...

hi glob,
q razón tienes en lo de la feria de castellón :O la verdad q daba mucha pena, pq eran stocks de colecciones de periódicos. yo al final me compré algún cómic y me quedé con las ganas de La isla misteriosa q al final no lo encontré así q me compré Escuela de Robinsones q tb quería leerlo y tb era de Julio Verne de la editorial salvat de biblioteca clásica q estaban a un eurín :)
suerte con tus búsquedas, como se suele decir "el q la sigue la consigue" ;)
por cierto no se q le pasa al blogger pero no me deja conectarme :( así q no sale el iconito :[
por cierto mis caritas siguen sin tener nariz jeje :D aunq no sé como aguantarán las gafas :P
uff, q rollera q soy. besiwikis y feliz día ^_^

servidora dijo...

Ei, aniwiki, corazón... si que es verdad que desde que migraste al beta ese parece que te hayas exiliado...

No me hables de Julio Verne, que el año pasado tuve otra. Buscaba 20.000 leguas de Viaje Submarino y La Isla Misteriosa, porque los hijos de mi amiga Isable (de 16 y 14 añitos) no conocían al capitán Nemo y se habían quedado flipados en La Casa de los Peces en Coruña con la sala dedicada a Verne, a Nemo y al Nautilus. Nada, entrar en las librerías y preguntar por Julio Verne era de locos, como si el buen hombre no hubiera existido :-/

Bueno, no, espera: vete a Abacus, que al final los encontré allí.

Besos...

Anónimo dijo...

gracias :)
si q es verdad, parece q ya no exista :( pero lo he intentado solucionar con los feeds pero nada, y después en el planet se lo dije a luis y nada sigo sin aparecer. q pena. bueno yo seguiré escribiendo y a lo mejor prontito vuelvo a salir en el planet no? ;) por cierto gracias por ponerme en tu blog me ha hecho mucha ilu :)

servidora dijo...

¡Buf! tenía un desmadre con los enlaces...
Ahora más, pero por lo menos creo que no me he dejado a nadie ;-)