miércoles, 5 de julio de 2006

Qué fácil


Qué fácil y que simple: la culpa no es del mayordomo como en las películas, es del maquinista. Aprovechemos que ha muerto, y echémosle la culpa a él; la culpa no es de infraestructuras deficientes, ni de material antiguo, ni de líneas que seguramente necesitan una inversión (sistemas automáticos de freno, por ejemplo) para funcionar bien. La culpa tampoco es de quien decide cuánto personal contratar, ni cómo se le contrata, ni cuánto tiempo hay que formarlo, ni de cómo se organizan los turnos, tampoco de quien debe realizar inspecciones...

No, la culpa es de un hombre que ha muerto y no se defenderá. Ningún responsable va a dimitir, nadie va a asumir culpa alguna, ningún jefecillo perderá su cargo, nadie ordenará investigar el estado real de las líneas y de los trenes. Todos tienen ya la excusa perfecta para poner cara de circunstancias y lavarse las manos. Los políticos ya pueden dejar de preocuparse por el tema, ya han salido en la foto con cara de compungidos y en un par de días esto se habrá ido mitigando, se irá calmando el dolor y los que no nos hemos visto afectados lo olvidaremos en cuanto deje de salir por la tele. Hasta tienen la suerte de que cuando alguien pudiera empezar a preguntar cómo es posible que eso ocurriera y que tiene que haber algún otro motivo además del error humano, tendrán a toda una starsystem para ayudarles a jugar al despiste... con el espectáculo que se va a montar en la pista central, quién mirará hacia las pistas laterales...

Pobre hombre, has muerto y te van a utilizar. Para ti, para los que murieron contigo, para tu familia, para tantas familias, para tantos amigos; para mis amigos que suelen coger ese tren y, afortunadamente para mí, no lo cogieron ese día a esa hora. Un fuerte abrazo. Yo procuraré no olvidaros, aunque no os conocía.

2 comentarios:

Bridget dijo...

Perderán sus oscuros puestecillos, jefecillos de poca culpabilidad y otras vez los jefazos que con las construcciones faraónicas sus comisiones cobrarán, a su puesto se aferrarán. Pagando yates, jardines y campañas electorales visuales, nuestra seguridad dejaron sin revisar.
Pero aquellos que pedían dimisiones por, sin embargo, justas detenciones, esos no dimitirán!

(la puntuación no será de profesional, pero Gustavo estaría orgulloso, jajajaja)

Doctor Infierno dijo...

Tienes toda la razón. Los trenes son antiguos y deficientes, yo he sufrido varias veces apagones en los trenes de la línea 1.
Es muy fácil culpar al muerto, pero la masacre está ahí, y cuando pasa el tiempo eres consciente de todo, de la gente que ha perdido la vida, aunque ya se preocuparán los políticos cuando vengan las elecciones.