miércoles, 23 de mayo de 2007

Puta vida, puta poesía




Princesas


oooOoOooo


Ante todo, mis disculpas a Fernando León. Que cojan una de tus películas (¡sobre todo, ésta!) y que la reduzcan a seis minutos escasos debe fastidiar mucho. Con el agravante de que han montado un truco similar al final de Cinema Paradiso, cuando aparecen al final de la película, uno tras otro, todos los besos que la censura había recortado en tantos y tantos años...

Pero salí de ver esta película con la necesidad física de tener esos diálogos (bueno, monólogos) de Caye, de una puta que cuando está en la farmacia haciendo acopio de condones y óvulos espermicidas, tiene la suficiente poesía en el cuerpo para decirle a una niña que juega con la báscula de la farmacia "...Cero kilos, qué poquito... eso es que debes ser un ángel". Y agradeces que la vacaburra de la abuela de la niña le suelte "Eso es porque hay que echar una moneda..." para soltar una carcajada sin ganas... que luego lo piensas y te preguntas que por qué diantres te estabas tú riendo si realmente te habían entrado ganas de llorar.

Por eso, cuando vi el vídeo no pude resistirme. Como tampoco puedo dejar de decir que hay mucha más poesía en la película y que no puede describirse bien con palabras, hay que verla, hay que perderse por ella. Si podéis, disfrutadla, que no están los tiempos para dejar escapar ningún gramito de magia que se nos cruce por el camino.

5 comentarios:

Laura dijo...

Vi esta peli hace tiempo, para no decirte mentiras la he visto un par de veces, y la verdad es que, acabas con un mal gusto de boca diciendo, que puta es esta vida, pero como siempre de todo lo malo podemos sacar algo positivo, siempre hay algo que nos puede alegrar un poco la vida.

servidora dijo...

Igual con aprender a estar al loro para que no se nos despiste el desvío ese dichoso, ya llega ¿no?

Un beso, compi... :-)

Aniwiki dijo...

tienes razón, esperemos no perdernos el desvío en caso de que llegue algún día :)
saluwikis

Mars Attacks dijo...

Lo mismo digo. Qué gustazo de guiones, qué personajes más carismáticos y qué todo de todo :D

PepeDante dijo...

Yo espero que Fernando León no se amilane y permanezca coherente con el tipo de películas que hace, como una especie de Ken Loach de aquí. Por cierto, si te gusta ésta, seguro te gustará "La ciudad está tranquila", de Guédiguian.
(Escribo desde un ciber, se me acaba de morir mi pc :-(