martes, 29 de mayo de 2007

El álbum de fotos



Nunca salía bien en las fotos, pero aquella se salvaba. Seguramente porque la habían pillado por sorpresa (habían tardado tanto en hacerla que, cuando por fin se disparó la cámara, miraba hacia otro lado). Tenía una expresión rara, como de fastidio. Igual no salía bien en las fotos porque odiaba posar y la cámara le devolvía lo que veía. Miraba hacia otro lado, como quien quiere que le aparten de sí ese cáliz.

Él, sin embargo, estaba radiante. Se le salía la sonrisa de los límites de la cara, tenía el pecho hinchado y la sujetaba por los hombros como si tuviera miedo de que se le escurriera. Se le veía orgulloso, como si estuviera a punto de iniciar la aventura más fascinante de su vida.

Detrás de ellos estaba el mar. Como una metáfora, como un escenario para enmarcar un baile o, simplemente, un paseo. Una vuelta alrededor de la vida. O un marco para esperar a que la vida empezara a marearlos a base de dar vueltas, en el peor caso. Además, la luz aparente tenía un truco: el fotógrafo siempre usaba flash para mejorar el resultado. En esta fotografía en concreto, conseguía que pareciera que las figuras flotaban ligeramente.

Era un efecto del flash. O un defecto, vaya usted a saber. No estaban flotando o, por lo menos, no deberían estar flotando. Desde luego habían pasado años desde la foto y ahora los pies estaban, seguro, en el suelo. O deberían.

Era la última foto de un álbum, aunque había sido la primera.

6 comentarios:

Torrija dijo...

Alguien de tu tierra me envió ayer una foto como quien no quiere la cosa. Y hablando estuvimos largo rato para acabar no entendiendo nada.

Qué jodidas sois las mujeres de tu tierra.

Con perdón.

servidora dijo...

Yo más bien creo que en mi tierra estamos todos jodidos, pero esa es otra historia :-)

Hablar para no entenderse no suena muy bien. Igual deberíais callaros un rato ;-) Si realmente queréis entenderos :-)

Sin perdón :-D

Torrija dijo...

No es así de simple, obviamente.

servidora dijo...

Obviamente :-)
Si no, tampoco merecería la pena :-)

Mars Attacks dijo...

Parafraseando, si se me permite:
Qué jodidas son las mujeres de la tierra.

servidora dijo...

Es que las del cielo son ángeles... y los ángeles no tienen sexo... con lo que no pueden ser jodidas...

O:-)