martes, 4 de septiembre de 2007

No era el momento adecuado

Estaba esperando a que llegaran. Y, aún así, me sorprendió escuchar el timbre de la puerta.

Salí corriendo y abrí. "Es en relación a una campaña de seguros del hogar, que...". La corté muy tajante: "No me interesa."

Con lo que no contaba es con que se pusiera a mirar al suelo y, casi a punto de llorar, se despidiera y se girara hacia las escaleras. Casi se cae.

Me sentí muy cretina mientras cerraba la puerta.

6 comentarios:

Avelino Font Franch dijo...

Normalmente la gente que se gana la vida yendo de puerta en puerta está acostumbrada a cada respuesta que déjamela estar, pero siempre hay novatillos sensibles y gente de mal humor dentro de la casa.
He estado buscando alguna de las tiras de Mafalda sobre vendedores:
Mafalda

Aniwiki dijo...

no sé, a mi tb me da palo eso de decir no me interesa y a lo mejor hago la cagada de que me lo explique para después decirle que me lo pensaré. pero bueno, es lo q dice avelino, son gajes del oficio.
la viñeta muy buena :) mafalda siempre me ha gustado. de pequeña leía los cómics de mi madre y ahora de mayor también :P
saluwikis

CATUXA dijo...

Me gusta tu nueva imagen, Glo. ¡¡Estoy cavilando si te parecerás en algo!!

J. dijo...

Uf. Quién iba a saberlo, Servidora. Pobrecilla. Pero es parte de su trabajo, un trabajo duro para el que hay que ser muy fuerte, tanto como el golpe con que se cierran muchas puertas.

PepeDante dijo...

La cantidad de cosas innecesarias que he comprado, de seguros que me he hecho, de veces que he cambiado de compañía de teléfono, de tarjetas de crédito que tengo, la de veces que me han hecho la tarjeta de compra del corte inglés, de sectas a las que me he unido... todo para no desanimar al pobre vendedor. Tengo que practicar un poco el no me interesa.

Anónimo dijo...

para consolarte piensa en los vendedores que se empeñan en que justifiques porque no te interesa, que también los hay