martes, 23 de septiembre de 2008

"No tengas miedo de ser la persona en la que te has convertido"



"Mi médico siempre me decía que deseaba lo mejor para mí pero, a veces, lo que parecía mejor resultaba que no lo era. [...] me pedía sobre todo que confiara en él, y recalcaba: yo siempre he creído que si mi "yo" del pasado tomó esa decisión era porque creía en ella. Respeta a tu yo anterior.

[...] Cuando salí del hospital, reflexioné sobre esas palabras. Era un buen descubrimiento y no sólo para la vida médica sino para todo. Solemos creer que erramos decisiones; es como si pensáramos que ahora somos más listos que antes, como si tu yo del pasado no hubiera valorado todos los pros y todos los contras.

Desde que aquel médico me habló de ello, yo siempre he creído en mi yo del pasado. Hasta creo que es más inteligente que mi yo del futuro. Así que cuando a veces tomo una decisión equivocada no me enfado, pienso que la tomé yo mismo y que fue meditada y pensada (eso sí, intento siempre pensar y meditar las decisiones).

No hay que desanimarse por las decisiones equivocadas que uno toma. Debes confiar en tu yo antiguo. [...] ¿Por qué crees que ahora tienes derecho a juzgar lo que él (tu yo antiguo) decidió? Acepta quien eres, no tengas miedo de ser la persona en quien te has convertido con tus decisiones.

Las malas decisiones curten, las malas decisiones, dentro de un tiempo, serán buenas decisiones. Acepta eso y serás muy feliz en la vida y, sobre todo, contigo mismo.

[...]

En un 80% eres consecuencia de tus decisiones. Quiérete por el resultado de lo que eres. Quiérete porque en eso es en lo que te has convertido. Y sobre todo reconoce que a veces te equivocas. Y ese 20% de equivocaciones tienes que reconocerlas y aceptarlas.

Como me decía aquel médico: "Reconocer" es la palabra clave. Debes reconocerte a ti mismo, reconocer cómo eres y reconocer la culpa.

En el hospital nos enseñaron a aceptar que podíamos equivocarnos. Mi médico a veces se equivocaba y siempre aceptó la culpa. El mundo iría mejor si aceptáramos que nos equivocamos, que hemos errado, que no somos perfectos. Mucha gente intenta buscar una excusa a su equivocación, buscar otro culpable, quitarse el muerto de encima, lo que no conocen es el goce de aceptar la culpa. Un goce que tiene que ver con saber que has tomado una decisión equivocada y que lo admites.

Me encantaría ver juicios en los que la gente aceptara la culpa, conductores a quienes pararan y que reconocieran que iban a más velocidad de la permitida.

Es importante que reconozcamos que nos equivocamos para así tomar conciencia de dónde están los errores y no cometerlos nunca más. Quizá muchos tienen miedo al castigo que esto puede suponer, pero el castigo es lo de menos, lo único importante es dar a nuestro cerebro los items correctos."

El Mundo Amarillo, Albert Espinosa.


El lunes desperté viendo una entrevista de Buenafuente en la tele. En concreto, esta. Y estoy por creer en el amor a primera vista, porque este hombre me dejó a cuadros. Y feliz. Igual en eso consiste ser amarillo.

Es un libro lleno de palabras sencillas y de ideas sencillas, pero muy grandes. Y sólo tiene un objetivo: conseguir ser feliz... conociéndote a ti, conociendo a los que te rodean, aprendiendo a creer en los sueños y aceptando que la muerte no es eso que le ocurre a los demás. Y será por eso que volviendo a casa en el autobús y releyendo el libro me acordé de alguien que podría haber escrito alguna que otra frase de este libro (aunque pensándolo mejor, Natxo era amarillo. Puede que el más amarillo de todos los amarillos. Y pensándolo mejor aún, Natxo es el amarillo de todos los amarillos. Es curioso, fue un pacto de vida sin que supiéramos que lo era).

Y los párrafos que he reproducido... pues me vais a perdonar, pero los he incluido como una especie de autohomenaje. O no. Me ha prestado mucho encontrar ese capítulo: llevo años pensando eso mismo y ha sido bonito encontrarlo escrito y, además, expresado de una forma tan simple y directa. Igual no es más que una enorme casualidad. Al ver sobre papel esas ideas tuve la satisfacción de quien ve que le dan la razón, pero también advertí que aún tengo que trabajar algo más sobre ello. Ayer tuve una discusión con María sobre aceptar su culpa cuando hace algo mal; y hoy lo he encontrado en el libro... junto a otros capítulos en los que tengo que aplicarme mucho; como el que habla de que lo difícil no es aceptarse como es uno, sino aceptar al resto de la gente. O como el que cuenta que hay un truco para no enfadarse jamás. Mis culpas más notorias, falta de empatía, impaciencia y facilidad para dispararme. No está mal para empezar: tengo más argumentos para mi niña y la posibilidad de aplicarme mi propia medicina...

Leed el libro :-)

9 comentarios:

Señor R dijo...

Hola solo pasaba para saludar :)

Bueno ya que estoy suelto mi pequeño discurso :)

Admitir las culpas está bien pero autoflagelarse no conduce a ninguna parte :) Lo digo pq me da la impresión de que lo quería explicar el Chico Amarillo es que hay que admitir la culpa cuando has hecho algo mal, no me pareció que quisiera decir "hacer una lista de los aspectos fluchis de mi carácter" :) Recuerda que eres el producto de tus decisiones, acepta como eres pq fuistes tu la que te has "fabricado". Esa es la culpa que tiene que aceptar. Ser como eres por "culpa" tuya. Be happpy :)

Yo por cierto soy encantador y nunca tengo la culpa de nada jajajajajaja

servidora dijo...

No sé si me autoflagelo, aunque hay quien opina que suelo tender a cargar con culpas de los demás. Eso también hay que trabajarlo. Que aceptarme como soy no quiere decir que no me guste mejorar :-)

¿Encantador... de serpientes? :-P

PD: Nervioooooooooooos... en 10 minutos tengo mi primera clase de este curso... Wow! :-D

Jb dijo...

Pos que sepas... este año os daré más el coñazo por la uni... que werbo a castellon MUHOAHHAHAHAH

Señor R dijo...

Encantador per sé :) pa que necesito más :)

Claro, claro, tu mejora que siempre es bueno autosuperarse y crecer :)

pikinb dijo...

Interesantes esas ideas del yo. Estoy deacuerdo en saber reconocer nuestros errores y culpas, pero conociendo esos mecanismos, de vez en cuando saber descargarse de algunas cosas en momentos bien precisos, puede ser hasta beneficioso xDDD y sacarte de muchos apuros (No Maria, esto no se puede hacer, pero si en un momento lo necesitas!!!)Ser honesto nunca ha pagado!!!!!
La vida es muy capulla y no siempre se valoran esas cualidades, eso tambien hay que tenerlo en cuenta!

Yo no tengo la culpa de haber escrito esto, creo que ha sido mi yo pasado, puesto que he intentado preguntarle a mi yo futuro y no estaba y como yo no he sido, vaya Vd a saber si no es Vd la culpable :D

Gracias por dar a conocer este libro cuando tenga la opurtunidad me lo comprare y lo leere, prometido!

Suerte para tu first dia! No te sabia tan timida xD

Suerte!!!!!!

servidora dijo...

Más que timidez, ganas de empezar y de conocer a mis chicos nuevos... ¡¡me gusta, me gusta :-)!!

Perico dijo...

Me tomo nota de la frase "respeta a tu yo anterior". ¡Y qué razón tienes! Si fuéramos capaces muchas veces de reconocer lo que estamos haciendo mal... Otro gallo nos cantaría...

La verdad es que me voy a tener que leer el libro que comentas, porque como muy bien sabes ;) , cuando uno "intenta hacer algo para arreglar este perro mundo"... ya está un poco cansado de oír siempre lo mismo: Si aquél no para de hacerlo pues yo tampoco. En fin, el bucle infinito de la postura cómoda.

Me ha gustado mucho tu post :)

Guti dijo...

Ya está leído el libro amarillo ese. Por culpa tuya.

Buen libro, sin duda. He disfrutado y... aprendido un puñao. Gracias.

servidora dijo...

Espera, que tal y como ando estos días me va a tocar repasarlo :-)

Me alegro un montón de que te haya gustado :-)