lunes, 26 de febrero de 2007

Miliciana Roja


No es que se lea rápido, es que engancha. Y, sobre todo, está bien escrita. Me gusta el ritmo, me gusta como se va sucediendo la trama, me gusta como se describe a los personajes y me gusta como se presentan los escenarios.

Y no, lo del "hay que hacer una peli" no es peyorativo. Es que engancha. Ya lo he dicho, pero es que perdí el autobús por no dejar de leer lo dos últimos capítulos. No me cagué de miedo, pero perdí el pastelero 12 porque no quería dejar la novela en plena vorágine de rayos, truenos, tornados, ratas XXXL, maléficos que caminan para atrás y beneméritos acogotados.

Hubo un momento en que recordé una sensación que se me quedó enredada, hace años. Encontré una edición preciosa del libro de San Cipriano, con tapas duras como de terciopelo, letras doradas en tapa y lomo, papel biblia e impreso de hojas de lis en el canto de las hojas. Me lo compré con el cachondeo subsiguiente sobre meigallos varios a ensayar con mis profesores, entre misas negras, conjuros e invocaciones varias... Con lo que no contaba era con mi madre. Nunca la vi como aquel día. A la que vio el libro, empezó a gritarme "¡Loca! ¡Qué has comprado! No quiero eso en mi casa, vivo sola y no quiero tener en casa más gente que la gente viva...". No le hice mucho caso y le dije que no se pusiera histérica. Pero al día siguiente me desperté con 40 de fiebre y no sé qué fue, si la fiebre o qué, pero empecé a temer a aquel libro y no quise tenerlo más en casa. Le pedí a Antonio que se lo llevara.

Ha habido momentos en que sentí una aprensión como esa. No voy a contar cuáles. Que lo lean.

Y, que quieres, también ha habido momentos en que encontraba en algunos personajes rasgos de otros personajes que te habías ido montando en el soc.culture.spain o en el voxpo. Y, como quieras que no, hacía tiempo que no sabía de ellos, ha sido un gustazo.

Tienes ideas, sabes escribir, ¡cómete el mundo!. Amortiza los puñeteros cursillos. Quiero otra. Pero no pierdas "tu" toque, que lo echaría de menos. Es lo que tiene el xenón.

Y gracias por la dedicatoria.




Por si alguien no lo ha pillado: que se pase por aquí o por aquí y que apueste al 21.

8 comentarios:

torrija dijo...

Pues mira, me quedan unas 40 páginas para acabarme el que me estoy leyendo ahora -son 800, o sea que ya está.

Así pues, ¿qué me recomiendas para cuando acabe?

servidora dijo...

¿Sólo 800? Estás perdiendo punch... Las recomendaciones dependen de lo que tengas ganas de leer.

Yo me acabo de comprar dos de Roald Dahl y uno de Macolm Lowry. Voy a ver si el amigo Dahl me sube un poco la moral. Por de pronto, en Relatos de lo inesperado ya me he encontrado con dos episodios de Alfred Hitchcock, presenta..., uno de ellos el de la pata de cordero, que siempre me encantó...

servidora dijo...

Joder, qué mal cuento las cosas! :-/
Quiero decir que me he encontrado con dos relatos que sirvieron para que Hitchcock rodara dos episodios de su serie, claro...

brrrr!!

torrija dijo...

En realidad son 808 y en inglés -espero recuperar algo de punch con esta revelación...

Me refería a que los libros de uno de los enlaces que pones tienen buena pinta. Desde que me iba a leer a Lovecraft en Vistabella, solo, en mitad de la era, y luego tenía unas aventuras oníricas que ni Randolf Carter, aquello se ha vuelto bastante prosaico con la cotidianeidad. ¿Algo para recuperar esa sensación de que puede haber alguien, o algo, a tu espalda?

Laura dijo...

UFF, de lo que se entera una por aquí que el sr. Bueso ha escrito una novela, nada a lo que me remito, que ando demasiado desconectada del mundo por estas alturas...

Castellón Opina dijo...

Hola Servidora,

Ya estamos otra vez en planet.

Entro por otra cosa diferente al comentario, espero me disculpes.

Seria dificil conocer el cupo por comunidades para la adopción internacional para ucrania??.

Y otra, tienes el borrador de la futura ley de la Adopcción Internacional??.

Gracias por leer esta nota.

castellonopina (arroba)punto com

amanda dijo...

¿Relatos de lo inesperado para subirte la moral?

Bueno, sí, porque te ríes un montón. Yo lo leí este verano, estando de vacaciones, y casi me pierdo la playa, porque cada vez que acababa uno quería más y más. :)

Un besote, corazón.

servidora dijo...

CastellonOpina, lamento no poder ayudarte, pero no tengo ni idea de ese tema. Mi primer impulso, como buena informática, ha sido preguntarle a google.

La pata de cordero, amanda :-) Ese lo recuerdo de hitchcock de cuando tenía yo 12 años o así. Lo que me rei cuando lo vi y lo que me rei al reencontrarlo...