sábado, 7 de julio de 2007

¿Cuánto vale una firma?



A veces es un rollo: estás ahí en la mesa, la gente te mira con cara de "y esta ¿qué quiere ahora?", lo mismo hace un viento que desmonta toda la paraeta que hace un calor que hay quien lo aguante, total para recoger ¿cien firmas?, eso si hay suerte... que a ver qué conseguimos con ellas...


A veces es un rollo: vas por la calle tan tranquila y te asaltan estos visionarios con su "una firma para... ", haciéndote perder el tiempo, como si una firma mía sirviera para algo... ya podían dedicarse a algo útil...





Gracias a Llámame Lola

4 comentarios:

servidora dijo...

Dedicado a las compañeras que se van a trabajar el FIB en una mesa de Amnistía Internacional.

Avelino Font Franch dijo...

Pues no sé qué pasa que a mí siempre me pilláis para las firmas. Recuerdo una vez que hasta me puse a acosar también a la gente por el hall de humanas.

servidora dijo...

Evidentemente, te estamos utilizando como arma secreta ;-)

Por cierto: ¡Gracias! :-)

Olga dijo...

A veces te desilusionas con toda la gente de nuestro alrededor que no comprende una palabra de lo que decimos.
Pero después, me doy cuenta de que vale la pena porque como bien expresa el vídeo funciona, y sin ir más lejos hace un par de semanas estuve toda una tarde de paseo con una persona a que AI había sacado de una situación conflictiva y con la que tengo una buena relación. Mientras estás con una persona así como con cualquiera, a ráfagas te viene a la cabeza lo afortunado que eres por ser una nimia parte de ese movimiento que logra llegar a sacar a gente como esa (tan valiosa, tan íntegra, tan fuerte, tan…)
Gracias a mi grupo universitarios porque aunque parece que lo que hacemos es un granito de arena en un desierto, eso forma parte de una montaña y juntos hemos logrado en miles de ocasiones que Mahoma venga a nosotros.