viernes, 3 de agosto de 2007

TO-DO: Todo


Hay quien tiene la teoría de que no se debe hacer la cama para no aumentar inútilmente la entropía del universo. Es una opinión que comparto según el día. Más bien, según la pereza del día. Hay días en los que el huequito que has dejado en la cama al despertarte es perfecto para volver a meterte dentro y sentirte como de vuelta al vientre materno. Hay días en los que no... definitivamente, el huequito no te mira con ojos pizpiretos, no lo ves como alguien de la familia. Tiras de la sábana de arriba con energía, pegas manotadas en la sábana de abajo procurando quitar todas las arrugas y dejarla lisa y luego vuelves a extender con cuidado la parte superior.

Pero llega un día en que decides que el universo, su entropía y la madre del cordero, todos juntos en el mismo paquete, se pueden ir a tomar aire fresco. O que eres tú la que necesita aire fresco. Coges las sábanas y tiras de ellas con todas tus fuerzas. Las echas a lavar. Le das la vuelta al colchón... o incluso piensas muy seriamente en la posibilidad de cambiarlo también. Fuera los trapos viejos, necesitas que sea todo nuevo y que huela bien.

De la expresión inglesa to do, siempre me ha hecho gracia el chiste fácil con el castellano todo. Hasta hoy. Tengo un to-do que hacer que fácilmente se podría enunciar como todo. Tengo que redibujar muchas cosas y rediseñar muchos planes. Aún no tengo ni idea sobre cómo hacerlo. Creo que voy a empezar especificando un poco ese to-do.

¡Qué diantres! Se supone que formular objetivos es parte de mi trabajo ¿no? :-)

Tomorrow is my turn, Nina Simone.


5 comentarios:

bonzo dijo...

Que no te sepa mal, en mi ante-ante-rior piso uno de mis compañeros estuvo todo un año sin hacérsela ni cambiar las sábanas y no paso nada, ¿eh?

bonzo dijo...

Por cierto que he pasado de un piso asqueroso con compañeros desquiciantes a uno regulón con compañeros maravillosos y ahora a uno maravilloso con compañero delicioso. ¡Anem pujant!

Avelino Font Franch dijo...

Bueno, lo de no estropear la entropía del universo inútilmente es la excusa ideal para decírsela a mi madre. Por otro lado, también podríamos pensar que otra manera sería simplemente no acostarse, y siguiendo así podríamos llegar a la conclusión de que la mejor acción es no hacer nada.
Yo también llevo años tratando de hacer un to-do definitivo, que vamos, en cuanto lo vea la entropía esa, se va a cagar de miedo.

servidora dijo...

Si vas a utilizarlo como excusa para no hacer la cama, documéntate: la entrada buena es esta ;-)

Y si no, también... :-)

¡Y enhorabuena, BonZo! :-D

Perico dijo...

Iba a hacer un comentario... pero creo que mejor callo porque si no sé de una que me va a decir cuatro cosas al oído....