martes, 6 de mayo de 2008

Carta abierta al profesor de mi hija



Estimado Vicente:

María me ha comunicado que ayer fue castigada por olvidar un libro de lectura y llevar otro en su lugar; con esta nota me doy por enterada.

La escribo de motu propio, porque María también me ha comentado que iba a enviarme una nota para que yo la firmara, pero que a usted se le olvidó dársela.

Como a mí se me olvidan muchas cosas, no le doy mucha importancia a ambos hechos. Estimo que se producen más por despiste que por falta de interés.

Un cordial saludo,




8 comentarios:

Jaco dijo...

mare... a mí en el cole me tenía que pagar el tutor las excursiones porque siempre se me olvidaba el dinero. Y el permiso a veces ni me lo pedían para no desesperarse.

Ay que ver lo quisquillosos que se ponen...

servidora dijo...

(Hombreeeee!! Qué bueno verte por aquí ;-))

Habrá que ver si el hombre se pone cara a la pared como puso ayer a María :-/

Algernon dijo...

¡Qué arte!

Servidora es muy güena, pero cuando le tocan la fibra sensibleeeeee... ¡huid! :-DDD

txarly dijo...

Recuerdo aquella ve en la que me castigaron en el cole por contestar a las preguntas de un examen con "blablablablablablablabla..." (así durante varios párrafos). Los profes de hoy se molestan con cualquier cosa, leñe!

PD: no hay nada que joda más que cerrar una carta con "un cordial saludo" :D

servidora dijo...

¿Empezarla con un "Estimado ... " cuando no te lo estimas en nada? ;-)

pikinb dijo...

Impresionado!
Primero por el Profe Vicente, me pregunto yo. De donde habra salido este Don Perfecto?
Segundo por la elegancia de tu carta!

Servidora es justa ;)

Laura dijo...

En vez de valorar que la niña demuestra interés por la lectura, al interesarse por otras lecturas aparte de las que mandan en clase.

si es que...

yo que me creía que ya había terminado la época opresora..

Mars Attacks dijo...

Probablemente a mí me han debido castigar alguna vez por olvidar algo... pero no lo recuerdo. Mi infancia fue un nicho de paraguas perdidos y carreras hasta casa a por cualquier cosa importante.