miércoles, 13 de febrero de 2008

Invulnerable, indestructible...


Venga, va, vamos a reírnos un poco. Hoy es un día de esos en que me entran ganas de imitar a Julie Andrews girando y girando y girando mientras cantaba aquello de ...The hills fill my heart with the sound of music / My heart wants to sing every song it hears..., o en los que me muero de envidia por no saber hacer la rueda como Anna Panquin en "El Piano"... sería curioso verme cruzar así el ágora y os juro que hace cinco minutos me he reprimido las ganas...

El cielo tiene ese azul y las nubes ese gris metálico, azulado... y me gusta ver ese contraste que me hace perder la cabeza, mirar hacia arriba y seguir caminando, olvidándome de mirar donde pongo los pies porque podría ir volando. Lo más increíble es que en esos casos nunca piso nada inesperado :-)

No soy indestructible, no soy invulnerable y por eso sé qué me hace daño y qué me hace bien. Y por eso intento agarrarlo con las manos, y retorcerlo hasta mirarlo de frente sin que me tiemblen las piernas. Y por eso he aprendido a describirlo con palabras. Y por eso puedo elegir y elijo sonreír. Y me quiero y te quiero... Azul, sonrisas sin lágrimas y volteretas en mi cabeza. Mañana conseguirás que me tiemblen las piernas. Pero hoy no quiero nada más para estar en paz.





4 comentarios:

servidora dijo...

Je, pues con lo que resbalan los pavimentos ujianos cuando están mojados, he estado a punto de patinar "El lago de los patos" al cruzar ahora el ágora... :-D

Luen dijo...

Que bella Julie Andrews. Recuerda que cuando no tengas esos dias tienes que cantar "My favourite things"

servidora dijo...

Entre lo japi y lo de "esos días", se van a pensar que es un anuncio de compresas firmado por la Coixet XDDD

:-P

Jb dijo...

Je, Solo puedo decir esto:
La Julie

Es de un amigo mio el artículo. Con el ya decidimos que Mary Poppins era una alegoria a lo buenas que son las drogas y los camellos que las venden XD