sábado, 19 de abril de 2008

Breathe to make me breathe


This life prepares the strangest things
The dreams we dream of what life brings
The highest highs can turn around
To sow love's seeds on stony ground







Es posible que haya hecho una de mis asociaciones raras de ideas y por eso he acabado hoy enganchada a esta canción, Breathe.

Os cuento: el pasado martes (o el miércoles, no lo recuerdo bien) me encontré este artículo de Maruja Torres. Busqué la página del profesor Pausch y encontré el vídeo y la transcripción de la charla. Por más que entienda la idea de Maruja Torres, no puedo menos que disentir en algunas de sus conclusiones. Primero, porque Maruja Torres es posible que no sea consciente de que ella misma se ha convertido en un icono de la superación y de las ganas de comerse el mundo a bocados. Al menos para mí. Su historia me parece tan dura y tan tierna, al mismo tiempo, que a veces corro el riesgo de pensar en ella como en una película (no estoy muy segura de qué pensaría esta buena mujer de esta idea, mejor lo dejo pasar). Pero esta pequeña gran mujer puede presumir de su valor, de su entereza y de su claridad de ideas. De su afán de superación y de su visión ácida (pero también dulce) de la vida. Me da mucho que pensar su historia, una niña en el Barrio Chino de Barcelona que llega a convertirse en esa mujer, que se ha formado a sí misma, que es capaz de diseccionar la vida con palabras, como un cirujano empeñado en extirpar hipocresías y mentiras. Una mujer capaz de realizar análisis tan certeros y tan sinceros de escenarios políticos, diplomáticos y bélicos que mete miedo. Una mujer tan leal con sus amigos que te hace llorar y sonreír cada vez que habla de Terenci, o de Juantxu o de Beirut, su Beirut. En fin, una mujer a la que admiro, aunque no sé si me atrevería a decirle en la cara que ella me parece también a mí un manual de autoayuda... miedo me da pensar en cuál podría ser su reacción. Al fin y al cabo, ella ha escrito esta frase: "Lo arduo es admitir que estamos solos, que no hay pollo que dé suficiente buen caldo y que en vaciar de contaminaciones esa soledad, nuestra condena, reside también nuestra grandeza".

Pero no estoy de acuerdo con la frase anterior a esta. Y me estoy riendo, porque creo que la ha escrito en uno de sus momentos duros. Estoy repasando esos artículos suyos que he enlazado y... en esos artículos puedo encontrar bastante de lo mismo que he encontrado en la conferencia del profesor Pausch. No creo que sea malo buscar estímulo en la vida de un desconocido, sobre todo si te puede ayudar a superar malos episodios; y supongo que lo que a ella le da alergia es la idea de que uno caiga en la tentación de limitarse a una lectura hueca, sin caer en que en la palabra autoayuda el verdadero protagonista eres tú: se trata de que tú busques dentro de ti lo que puede ayudarte. El ejemplo o la experiencia de los demás, te puede ayudar, pero debes hacerlo tú.

Leed (o escuchad) la conferencia del profesor Pausch. Hay ideas tan hermosas que resulta imposible no disfrutarla. A mí me dejó desarmada con este párrafo, casi al principio de la conferencia:


"[...] so what we’re not talking about today, we are not talking about cancer, because I spent a lot of time talking about that and I’m really not interested. If you have any herbal supplements or remedies, please stay away from me. And we’re not going to talk about things that are even more important than achieving your childhood dreams. We’re not going to talk about my wife, we’re not talking about my kids. Because I’m good, but I’m not good enough to talk about that without tearing up. So, we’re just going to take that off the table. That’s much more important. And we’re not going to talk about spirituality and religion, although I will tell you that I have achieved a deathbed conversion... I just bought a Macintosh. Now I knew I’d get 9% of the audience with that... All right, so what is today’s talk about then? It’s about my childhood dreams and how I have achieved them. I’ve been very fortunate that way. How I believe I’ve been able to enable the dreams of others, and to some degree, lessons learned. I’m a professor, there should be some lessons learned and how you can use the stuff you hear today to achieve your dreams or enable the dreams of others. And as you get older, you may find that "enabling the dreams of others" thing is even more fun."


Nunca había escuchado una definición tan bonita de mi profesión: hacer posible los sueños de los demás. Tiene razón Maruja Torres, podría tomar ideas de este hombre (igual que he tomado ideas de ella) y usarlas para guiarme en este laberinto que es la vida. Y no me parece mala cosa; como tampoco me parece mala su idea de no perder la perspectiva de que es nuestra propia vida la que debemos vivir y es nuestro propio ideario el que debemos seguir.

Perdonad que insista, leed la conferencia. Puede que os pase como a mí que, leyéndola, me descubrí leyendo alguna que otra idea que ya era mía antes y eso me hizo sentir importante y especial. No es malo quererse a uno mismo, y que no nos confundan las definiciones mal entendidas de egoísmo. Quererse es básico para querer a los demás, no puedes regalar lo que no tienes.

Puede que por todo esto me haya acordado de esta canción, triste, en la que alguien necesita que respires para poder respirar... afortunadamente, al final parece mostrar esperanza. ¿De quién depende que lo consiga?

3 comentarios:

Mars Attacks dijo...

El captcha de ahora es "bzcqo". Me han venido al a cabeza "bizco, bizqueo, cabizbajo, bizcocho, Vidocq, abrazo, buceo y becerraco".

Todo eso es una introducción para decir que suscribo palabra por palabra el hilo y que, en cuanto compre más kleenex, intentaré ver el vídeo...

Algernon dijo...

Maravilloso. Enabling dreams :-))

("Crushing", en el caso de los malos docentes)

servidora dijo...

Joeeer... "crujir" los sueños ajenos :-P

Gracias a los dos.
Aunque las pesadillas también son sueños ;-)