domingo, 14 de enero de 2007

Lunes, 16:00-18:00


Respiró muy profundamente. Comprobó que no le sudaban las manos e intentó llamar con los nudillos, pero en el último momento no lo hizo. Sus rodillas parecían tener vida propia y uno de sus pies marcaba un ritmo muy impertinente en el suelo de gres. Volvió a respirar, intentando que fuera una respiración lo más profunda posible, como hacían en clase de yoga para relajarse. Lo malo es que la cintura de sus vaqueros parecía empeñada en dejarle quedar mal y en oponerse a que respirara. Se insultó mentalmente, hizo un rápido repaso de su estado físico (boca seca -tragó saliva-, manos húmedas -buscó un kleenex- y rodillas de gelatina -se obligó a cruzar sus piernas-). Levantó de nuevo la mano y, ahora sí, llamó con los nudillos, primero muy suavemente y después con más energía.

¿Había oido "¡Adelante!"? ¡Coño...! ¿Entraba o no? Si le había dicho que sí, iba a parecer imbécil si no entraba, si no había dicho nada, parecería que entraba por todo el morro... Vale, entraba, había llamado y no podía parecerle mal que entrase... ¿O sí...? ¡Mierda, p'adentro!

Allí estaba. Bueno, por lo menos estaba cara al ordenador y no mirándole con cara de policía de Guantánamo. Vale, pero ¿y ahora qué? ¿Tenía que decir algo? ¿Esperaba a que le dijera algo? ¿Lo del ordenador era tan importante como para no hacerle ni repajolero..? Caray, podía mirar hacia aquí un ratito ¿no? aunque sólo fuera para comprobar que no se ha metido en el despacho un psicópata con un cuchillo de carnicero... o un alumno justiciero con ganas de... ¡ein! ejem, mejor dejarlo, que igual le leía el pensamiento...

Se acercó a la mesa. Eso no era una mesa, parecía el Everest, marcando 8.848 metros de distancia... más o menos la misma que notaba que había entre ellos.

No podía soportarlo más. En esta ocasión respiró despacio, no por intentar calmarse de nuevo, sino porque le aterraba que se le pudiera oir, y entonces tímidamente preguntó: "¿... Ahora tiene tutorías, verdad??"

14 comentarios:

servidora dijo...

Se acercan los exámenes ¡ánimo! :-)

Dedicado con especial cariño a coguderos de mal vivir y ujieros en general ;-).

amanda dijo...

Querida Glo: esto puede parecer una carta formal, pero casi te aseguro que no lo es...

Me divierto leyéndote, me divierto tanto que soy incapaz de romper el encanto dejando un comentario sin ninguna gracia...así que normalmente no lo hago. Hoy, que voy hasta el culo de cava, casi que me atrevo. A eso, a decirte que me emociono, que me divierto, que me conmociono, leyéndote.

No me cambies, servidora. Eres como una corriente de aire fresco. Necesaria. Imprescindible.

Te quiero, corazón. Besos y besos y besos.

servidora dijo...

Vamos, que tú también lo pasabas fatal cuando ibas a tutorías, ¿eh? ;-)

Un beso, corazón... :-)

Manuel dijo...

No, si al final¹ va a resultar que sois de carne y hueso xDDD.

Te imagino un lunes cualquiera hacia las cuatro y cuarenta y ocho diciéndote "Ais, animaleeet..." mientras ves entrando, casi reptando, un bichejo extraño que no se atreve a mirarte a los ojos... ¡Ay no, que los niños de ahora son más tiraos palante!

¹: Sobre todo en estas épocas en las que nos encontramos.

javi dijo...

Juas, no vaig anar mai a cap tutoria; però igual passe a deixar-te les cogudes auditives 2006!! :D

On està la cova eixa? Manolo, m'acompanyes, guapo?

p.d: ja molaria anar en horari de tutories i que servidora estiguera pacientment atenent a un ujier@. I, indignats, al entrar diguerem:

- Chaval, largándote, no ves que molestas. Vete a estudiar a tu casa!! :)

Quin dilluns més divertit!!

servidora dijo...

¡Anda, coguderos en este mi blog! Si es que no hay como provocar :-P ;-)

Nanitas dijo...

Glo te ha faltado terminar poniendo, de ud. nada, tratame de tu, q aun soy joven :P

Algernon dijo...

:D

Jodó Glo... ¡yo quiero admiradoras así! ¡Amanda! ¡Pásate por mi blós! :-P

servidora dijo...

Nanitas, es ficción pura y dura ;-) cualquier parecido con la realidad...

Fab ¡chincha y rabia! :-P

José Luis dijo...

¡Cagonsós! ¡Eso es lo que me pasa a mi cada vez que voy a una tutoría! ¿Teneis una camara en el pasillo o algo? xD

Mars Attacks dijo...

Lo de ser la pequeña-grande de la clase tiene sus ventajas. Sobre todo, cuando el alumno sabe que está entrando en el despacho de alguien capaz de transformarse en un enorme bicho verde como le toquen los datos...

¡Un besote! Y suerte a los examinandos. Y a los examinantres. (Este sitio mola porque puedes decir barbaridades así y nadie te mira raro).

servidora dijo...

...examinantres... antres de qué? :-P

Y aquí lo que se pueden decir son barbarideces, no me targiverses el blog, releñe...

Mars Attacks dijo...

Incluso barbariciosas. Hoy te he visto muy radiante (o radiosa) e hipertextual.

servidora dijo...

...pues me faltó esto pa decir : "... y ese no tiene cuenta de gmail"

;-)