domingo, 28 de enero de 2007

¡Nieve!


Es inevitable. Supongo que es la falta de costumbre, pero conozco a poca gente que ante la mención de la nieve no ponga carita de ilusión. Servidora incluida, claro. Así que había que aprovechar. Ayer salimos de casa sin un rumbo muy claro, pero con un objetivo: ¡¡ver, tocar, pisar nieve!!

Primero enfilamos rumbo a Sant Mateu, pero a la altura de Vilafamés empezamos a ver imágenes blancas a nuestra izquierda y viramos cara a Vilafranca. Al pasar Albocasser, el paisaje ya empezaba a ser realmente mágico. Pero nada comparado a lo que nos espera al acercarnos a Ares del Maestre.



No lo conocía, nunca había estado allí y descubrirlo tal y como lo vi ayer por primera vez me encantó. No me podía imaginar un pueblo así, encajado en lo alto de la montaña ¡y completamente blanco!.



Total, pasamos de nuestra idea inicial de ir a Vilafranca y nos desvíamos hacia aquel pueblo. No puedo enseñaros muchas fotos de lo que nos encontramos allí (pero en la página del ayuntamiento, podéis ver alguna que otra :-) Pinchad donde pone Fotos nevada ;-)).


Bueno, la de la cabina la tengo que enseñar, aunque sólo sea por el esfuerzo de haberla hecho cuando no notaba los dedos... bueno sí los notaba, pero como si estuvieran a punto de desintegrarse dentro de mis guantes...

Mereció la pena. Nos pusimos en plan turistas-domingueros-de-la-nieve y empezamos a pasear por calles y plazas que, en ocasiones, mostraban una capa de nieve que nos llegaba hasta más arriba de las rodillas. La sensación de paz y calma era tan grande que cada vez que María soltaba un gritillo de entusiasmo daba la impresión de que estábamos rompiendo algo. Os podéis imaginar que las vistas, además, eran para quitar el hipo.

Cuando conseguimos llegar al mirador teníamos alrededor un paisaje de montañas nevadas bajo el sol que hacía olvidar que el termómetro del coche nos había dicho que estábamos a tres grados bajo cero. Bueno, por lo menos durante un ratito ;-)

Quiero volver a Ares más adelante, cuando haga mejor tiempo y no haya que estar pendiente de la hora, y de que la carretera pueda estar helada. Este primer viaje, además de para descubrirlo bajo la nieve, ha servido para enterarse de que hay muchas cosas que ver allí. Y, ya puestos, los que sois de mi zona coincideréis conmigo en que hay que enterarse de cuál es el origen del nombre de Ares: no es lo mismo ir a la playa a Chanteiro, que ir a ver nieve a 1300 metros de altura.

11 comentarios:

amanda dijo...

Nosotros no hemos tenido tanta suerte este vez. Nos hemos quedado sin nieve y con las botas puestas. :(

Ares es un pueblecito precioso, lo descubrimos de casualidad, hace unos años, de camino hacia la Tinença de Benifassà, que es una maravilla, y luego hemos vuelto dos o tres veces. Voy a estar pendiente de esa investigación sobre el nombre. :)

Con nieve o sin nieve ¡qué frío!

Besito.

servidora dijo...

¡Lástima!

A todo esto, amanda, te ubico por alicante ¿hago bien o estoy despistada como yo sola?

amanda dijo...

Entre Dénia y Xàbia, exactamente. En un pequeño pueblo, ni mar ni montaña, o ambas cosas a la vez, depende de cómo lo mires. ;)

Aniwiki dijo...

q excursión más chula, nosotros cuando fuimos el año pasado tb había nieve y dp volvimos al Barranc dels Horts, una maravilla, tenemos q volver en otoño q dicen q es precioso con las hojas de los árboles en un tono rojizo.
mola eso de hacer excursiones y conocer pueblecicos del interior verdad?
saluwikis glo ;) hacía tiempo q no me pasaba por aquí y me ha encantado leerte :-) (con naricita para q no se le caigan las gafitas)

Laura dijo...

En Morella aun queda nieve para dar y vender, alguien quiere que le envie un poco por seur express? La nieve es muy bonita para un rato, pero vivir aquí...ya es otra cosa ;)

torrija dijo...

Pues bajar al mas viendo las huellecitas de los moradores invisibles del bosque intactas sobre la nieve virgen, es toda una experiencia. Lástima que al tiempo la llene de huellas de neumáticos y botas.

Esta mañana no he sentido los pies hasta que he salido de la cantina, de vuelta al despacho. Es la nieve. Por la noche, -3 en el termómetro de mi habitación. Espero que no sea muy preciso.

servidora dijo...

Desde luego, se nota que sois profesionales :-D

Laura, tenemos que quedar un día en tu pueblo, que nunca he subido. Y conste que la idea inicial era ir hasta allí...

Osti, Torrija, (a) que envidia de huellecitas (b) que frío, recollons... ¿a cuánto estaba fuera? :-O

(Ana, me apunto lo del barranc :-))

Laura dijo...

Bueno glo, aun no me he hecho con el poder de todo el pueblo, pero todo se andará ;) para cuando tu vengas, lo tengo dominado :P (pobreta de mi jeje)

Si te gustó Ares, tb te gustará Morella.

torrija dijo...

Fuera no hay termómetro. Recomendación de mi psiquiatra ;)

servidora dijo...

¿Y tu psiquiatra te deja tenerlo en la habitación? :-D

Don Serafín dijo...

Según http://www.spain.info/TourSpain/Arte%20y%20Cultura/Conjuntos%20monumentales/M/FW/0/Ares%20%20Comarca%20Eumesa.htm?Language=es

no se conoce su origen etimológico :-((
Habrá que investigar por otras fuentes o conformarse.
De todas formas, voy a ver si encuentro algo de Chanteiro ;-)